Resumen de la historia del arte egipcio | Características y efectos

El arte ha estado presente en cada una de las civilizaciones desde el principio de la humanidad. Es una forma de expresión creativa que se ha adaptado a todas las épocas y momentos de la historia dejando una huella imborrable en la tradición de una cultura. En este post, descubre a continuación la historia del arte egipcio, uno de los más importante y conocidos en la antigüedad por su diversidad.

Origen del arte egipcio

Origen del arte egipcio

El arte egipcio centró sus obras en rituales, la religión y la comunicación a través de jeroglíficos. Abarca un período de tiempo que va desde el año 3000 a.C hasta aproximadamente el año 30 a.C, cuando el arte romano empezó a cobrar auge. Guarda una relación con el entorno en el que se desenvolvía por lo que presenta un estilo monótono y un poco homogéneo.

Tal como la cultura, su arte tiene un significado mágico, lleno de simbolismo, ligado estrechamente con el faraón y la religión que se profesaba. Al ser politeístas, su estilo artístico incluye obras arquitectónicas de gran tamaño, esculturas monumentales y pinturas que plasman todo el misterio y lo mítico de la época. Los relieves y las extraordinarias obras de arte han hecho soñar a los historiadores y artistas de épocas modernas.

Características del arte egipcio

La historia del arte egipcio ha cautivado a historiadores por lo excepcional que llegó a ser cada una de sus obras. Se trata de una cultura que perfiló arquitectura, escultura y pinturas de belleza singular, que describe con cuidado el ambiente en el que se desarrollaban. Sus características principales son:

  • Es un arte fundamentado en la religión, en sus ideas de vida ultratumba, y en el carácter divino que se le otorgaba al faraón. Se observa la influencia de la vida agraria, lo colosal y monumental de su arquitectura, así como el aspecto lineal en el diseño.
  • Se considera un arte influenciado por un aspecto geográfico que evoluciona de a poco sobre sus propias ideas, pues no había un contacto con el exterior. También, fue afectado por su despreocupación por la vida terrestre y el deseo de eternizar la moral del difunto.
  • Una de sus características es la búsqueda de la perfección y la simetría en todos sus aspectos. Por ello, tenía un efecto antinatural, carente de expresiones y se usaba la piedra o materiales abundantes para las distintas creaciones.
  • Su arte tenía tendencia al gigantismo con edificaciones y construcciones colosales de gran tamaño. La pintura y ciertas esculturas cuentan con la presencia de múltiples jeroglíficos que ha servido de información para conocer en detalle su historia.
  • Se emplearon colores planos con una temática referente al mundo funerario y la vida diaria. Se valora más el acabado de la obra que la originalidad, por lo que existen muy pocos representantes de su arte. Los pintores y escultores eran considerados simples artesanos.

La escultura, arquitectura y pintura de Egipto

La historia del arte egipcio engloba la escultura, la escultura y la pintura de la época. De ellas destaca la perfección, la delicadeza y un estilo único que permanece sin transformaciones durante milenios. Un resumen de cada una de estas destaca:

  • Escultura: Se enfoca principalmente en el aspecto funerario del pueblo egipcio, con un retrato del difunto, sin expresión sentimental o rasgos de movimientos. Eran diseñadas para ser admiradas de frente y el tamaño variaba según la importancia que representaba.
  • Arquitectura: Esta se proyecta pensando en la eternidad como una prolongación de la vida en la tierra donde el alma puede seguir disfrutando del terreno. Por ello, las tumbas contaban con habitaciones para guardar los bienes y dones que se necesitarían en la vida futura.
  • Pintura: Complementaba la representación de los actos funerarios y religiosos, decorando las tumbas, los sarcófagos y las cámaras mortuorias. Todas las pinturas presentaban un orden jerárquico donde el faraón luce con un tamaño mayor al de sus enemigos y súbditos.

Efectos de la historia del arte egipcio en el mundo

Característica de la historia del arte egipcio

No cabe duda de que los egipcios estaban obsesionados con la belleza, pues el arte refleja la galantería y cuidado que tenían hombres y mujeres de la época. De ellos se hereda la importancia del maquillaje para reflejar los atributos físicos de las personas y la decoración con tatuaje. También, los llamativos ornamentos que se colocaban a lo largo del cuerpo.

Aunque en obras de arquitectura se ha evolucionado considerablemente, las técnicas empleadas en la actualidad están relacionadas con las del antiguo Egipto. Se ha reinterpretado a lo largo de la historia para dar forma a nuevas creaciones y conservar la resistencia que caracteriza a este tipo de arte. Sin dudas, es un legado del que se puede aprender.

En resumen, la historia del arte egipcio está llena de misterio, magia y misticismo. Es de admirar la perfección, el color, los diseños y el tamaño de cada representación, dejando claro el nivel de importancia que se le atribuía a cada personaje, especialmente, el faraón.