Arte Neolítico | Etapa de la historia del arte | Análisis

El período neolítico es el precedido por la edad de los metales, es decir, el último período de la época de piedra. En esta época se produce un cambio en el estilo de vida, costumbres y habilidades del ser humano, lo que se evidencia en las obras artísticas. En este post, apunta datos de interés del Arte Neolítico, una manifestación abierta a las sensaciones con un toque de irrealidad.

Definición de arte Neolítico

Origen del Arte Neolítico

Se define como arte Neolítico a las manifestaciones artísticas que tuvieron origen en la última etapa de la conocida edad de piedra. Comprende entre el año 8000 a.C y el 2000 a.C, apreciándose la pintura, la cerámica, la escultura y los monumentos. Es una época donde la abstracción, la creación de símbolos y las figuras dejan el enfoque naturalista para concebir uno más realista.

Con este tipo de arte se muestra un nuevo estilo en la vida donde las necesidades del hombre por avanzar se hacen evidentes. El cambio más notable es la conformación de una civilización con una religión, un sistema de comunicación y protección frente a un medio hostil.

Origen

El origen del arte neolítico se remonta al abandono de la vida como nómadas y finalizó con el descubrimiento del bronce. La primera expresión de arte fue la cerámica, lo que supuso una revolución artística y tecnológica donde se le aporta el elemento funcional. Ahora es posible transportar el agua, almacenar comida, entre otras funciones.

En cada parte del mundo, esta revolución se vivió de forma diferente. Sin embargo, la mayoría se destaca por el desarrollo de asentamientos, complejidad en las construcciones y la organización. En cada obra aparecen otros elementos naturales, las figuras más estilizadas y un estilo con más simbolismo.

Características del Arte Neolítico

Características del Arte Neolítico

La característica principal del arte neolítico es la transformación de un estilo naturalista por uno más lineal y estilizado. Es posible encontrar signos ideográficos y convencionales que indican y señalan un tipo de objeto. Otros aspectos que se desprende del arte de esta época son:

Pintura con un sentido más amplio

Según los investigadores, la pintura del arte neolítico es mucho más completa que la rupestre. No se dibuja sobre la roca, sino en pieles, paredes, trozos de madera, tablillas, entre otros. Además, el ser humano se vuelve protagonista y gana importancia sobre los animales, ya que se narra situaciones de la vida cotidiana, como la caza, la agricultura y la ganadería.

Por otra parte, las pinturas realizadas no poseen mezcla de color, siendo el rojo y el negro los principales ya que eran obtenidos de ocres, hierro y manganeso. Los animales que se presentan son conocidos, por ejemplo, el ciervo o las cabras solas o en manadas.

Arquitectura neolítica

La característica sobresaliente de esta época es la arquitectura fundamentada en la construcción de grandes monumentos. Su principal representante fueron los megalitos, una estructura creada con varios bloques cuyo uso principal parece fue el funerario, ya que se encontraron tumbas debajo. Se cree que se empleaban para realizar cálculos astronómicos, debido a la posición que tienen.

También, se cree que tenían un enfoque religioso y que se empleaban como medida de demarcación de un territorio. Estas construcciones se dividen en menhires, dólmenes y crómlech. Aun en la actualidad se pueden apreciar en algunas zonas del mundo.

La revolución de la cerámica

Otro aspecto de gran importancia en esta época fue la cerámica, un arte que se refinó con el surgimiento de la alfarería. Hubo un considerable crecimiento de construcción de estatuillas talladas en piedra y modeladas en arcilla. También, aparecieron las primeras tablillas donde se dejaba constancia escrita de ciertos documentos.

Para esta técnica, se empleó la arcilla con distintos elementos desgrasante con el fin de hacer un tipo de masa, al cual se le daba forma. Se decoraban con distintas impresiones formadas por líneas rectas y curvas e incluso se le añadía un toque de pintura. Sin dudas, fue una importante evolución y avance de las técnicas usadas respecto al paleolítico.

En conclusión, la historia del Arte Neolítico está caracterizada por un avance significativo de la forma de vivir del hombre de la época. El empleo de la cerámica y la fabricación de distintas formas arquitectónicas marcaban el comienzo de una nueva forma de arte.