Arte Románico | Etapa de la historia del arte | Análisis

El Arte Románico se considera un movimiento artístico que llega con la prosperidad y la renovación que caracterizó al siglo XI al XIII. Tiene implícito el culto a Dios, como uno de sus principales temas en las distintas obras y sus expresiones artísticas no se limitan a las estructuras, sino a la parte didáctica como forma de enseñanza. En este post, descubre qué es y por qué es tan singular.

Origen del Arte románico

Qué es el Arte Románico

El Arte Románico se desarrolló en primera instancia, en Europa entre los siglos XI y XIII, y se destaca el tema religioso, de origen cristiano. Su incursión se dio a la par con España, Francia e Italia y con una creciente prosperidad económica. Se consideró exclusivo a la Edad Media, dirigido a un núcleo social inculto cuyo dominio lo imponía la clase clerical o de la iglesia.

Asimismo, puede decirse que fue una derivación del arte romano, con obras no muy elaboradas, sino más bien con tendencia a lo rural, lo sencillo y lo campestre. A diferencia de otros estilos artísticos, sus obras arquitectónicas no eran solo monumentos decorativos, sino la exaltación de lo religioso, un acto de adoración a Dios. Por tal razón, fue un arte impulsado por reyes, nobles y obispos de la época.

Antecedentes

Un punto de partida en la historia del Arte románico está vinculado a ciertos monasterios. Los monjes que allí vivían se molestaron con los líderes benedictinos por su aparente corrupción. Los primeros pensaban que estos últimos se habían separado de los principios de obediencias castidad y pobreza, llevándolos a una reforma que proliferó la fundación de templos por toda Europa.

En la construcción de sus abadías se llevaron consigo un estilo único que no era otro que el románico. Además, las rutas comerciales que se abrieron permitió la extensión de este tipo de arte. Se puede afirmar que surgió de forma paulatina en varios países y, aunque tenían rasgos propios, contaban con un estilo unificado que reunía las condiciones para ser un nuevo movimiento artístico internacional.

Características

Características del Arte Románico

La característica principal del arte románico es el tema religioso, en especial en sus obras arquitectónicas. Un ejemplo de ello son las iglesias y monasterios dedicados al clero. No obstante, otros aspectos resaltantes son:

  • Las historias en relieves grabadas en las paredes de las iglesias permitía a los feligreses que no sabían leer aprender valiosas lecciones bíblicas. Se le conoció como biblias de piedras.
  • La arquitectura románica sufrió evoluciones manteniendo su estilo como las iglesias de peregrinación. Los elementos básicos se regían por dos principios, la perdurabilidad y monumentalidad, por ello, se usaba la piedra y los templos debían estar abovedados.
  • La escultura de este período se expresa en un ambiente más espiritual, donde la anatomía humana no se resalta. Se usaban en las puertas de los templos con un relieve plano y escenas sencillas.
  • En el caso de la pintura, se mantiene el estilo antinatural con la ausencia de perspectiva, con colores planos que se yuxtaponen para contrastes intensos. Son comunes las técnicas del fresco y del mosaico.

El Arte Románico surge de forma casi simultánea en toda Europa con influencias orientales y germánicas. Lamentablemente, en esta época se valoraba las destrezas mentales por encima de las manuales, de allí que los artistas no tuvieran relevancia social.

Obras y artistas del Arte románico

El Arte Románico fue impulsado por los reyes o líderes de la Iglesia. Por tal razón, muchas de sus obras arquitectónicas fueron hechas por gente común, guiados por artistas de la época. Algunas obras y artistas que dejaron una marcaen el mundo son:

  • Iglesia de Saint Semin en Toulouse, Iglesia Abacial de Santa Fe de Conques y la Iglesia de Notre Dame en Francia.
  • La Basílica de Sam Ambrosio en Milán y la Catedral de Pisa en Italia.
  • En España el Monasterio de Santa María de Ripoll, la Catedral de Santa María la Real, la Iglesia de Santa María de Eunate, y una de las más reconocidas la Catedral de Santiago de Compostela.
  • Dentro de los artistas que se destacaron en este período está Herrade de Landsberg, quien desde muy joven, se dedicó a los hábitos de la iglesia y profundizo la reconstrucción de la abadía de Hohemburg.
  • Otros artistas son Nicolás de Verdum escultor y orfebre francés con habilidades de esmaltador y Alberto Sotio, protagonista principal de la pintura de Spoleto quien se cree que, además de pintor, fue iluminador de manuscritos durante el período Románico.

En conclusión, el arte románico fue uno de los movimientos de gran importancia de época reciente. Muchas de sus obras aún se pueden se apreciar y valorar en los museos de algunos países de Europa, principalmente.